3 motivos por los que las startups fallan

A lo largo de los años las startups pudieron llegar al pleno éxito. Sin embargo, la mayoría de las veces, las nuevas y pequeñas empresas fallan drásticamente en etapas tempranas.

Hay motivos para esto. Y hay una realidad, que es que para empezar, diseñar y desarrollar una startup exitosa se necesita un verdadero compromiso, un trabajo duro, y una planificación precisa, además de un poco de suerte. Las causas son varias, como por ejemplo falta de mercado, no se escucha a los clientes, etc. Pero en este blog, te mostramos el top 3 de los motivos por las que las startups no prosperan.

 

3) Poner el foco en marketing y no en ventas:

Debe concentrarse en lograr ventas para poder sustentarse, y no en anunciar al mundo un producto buscando apelar a los usuarios, debe vender su nuevo producto al pequeño número de usuarios/clientes que estén interesados.

Centrarse en esto, los beneficia tanto en la ganancia de usuarios, como en la definición del producto, dado que sí, se centrar en el marketing, perderían el foco y perderían también, fondos, que para estas instancias, en una startup, son limitados.

 

2) El equipo no es el indicado:

Se dice que la fórmula del éxito en una startup es un equipo que combine habilidades sobre negocios, sobre asuntos técnicos y otro de diseño UX/UI, pero no alcanza solo con esto, sino que también debe existir una energía entre ellos que les permita complementarse y entender un objetivo en común, es decir, seguir un mismo proyecto. Si bien hay startups exitosas que en sus comienzos solo existe un emprendedor y él es el único que maneja todo, a la hora de buscar que esa mini empresa prospere, y todo se hace más complicado y costoso, tener un equipo que acompañe a tomar esas decisiones difíciles y pasar largas jornadas, es fundamental.

Además, el comienzo de una startup precisa muchos recursos, como tiempo y dinero, en los que el equipo fundador debe considerar si pueden lanzar el producto por si mismos, y en el caso que no, deberían recurrir a la ayuda de profesionales independientes o managers para poder equilibrar y darle cordura a las decisiones que han tomado, e incluso dejar que esta ayuda externa aporte su compromiso y conocimiento para desarrollar la idea.

 

3) El mercado no existe, el modelo de negocios no funciona:

Como ya nombramos, no sirve de nada que la startup cuente con la mejor tecnología, con grandes reputaciones ni experiencias o grandes asesores si se ignoran los deseos y necesidades de los usuarios o clientes, ya que estaríamos desarrollando un producto que no satisface las necesidades del mercado, lo cual termina en la perdición. Por eso decimos, que las startups fallan cuando no resuelven un problema de mercado.

El primer producto que una startup lance es probable y aceptable que nos satisfaga las necesidades de sus usuarios, pero para eso, debemos estar preparados para transitar el camino de validar con los clientes, y hay que contemplar desde el inicio todas las instancias necesarias para obtener información y ajustar la idea, ya que si no, terminaríamos en el peor de los casos: No se cumplirá lo planeado y necesitaríamos una reconsideración completa.

Diseño Web - - 25 de Mayo 431 Microcentro. C.A.B.A. Argentina - hi@fenixdesign.marketing

×